Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

Anticonceptivos de una sola hormona

Píldoras-2La mejor opción para mujeres con diabetes, hipertensión, migraña, fumadoras, SIDA, varices y en la lactancia

Muchas mujeres temen utilizar anticonceptivos orales por el miedo a los efectos secundarios, porque piensan que todas las hormonas son malas para su cuerpo o porque pueden tener problemas con alguna enfermedad que padezcan como diabetes, hipertensión, crisis migrañosa, presión alta, VIH, tabaquismo etc. Por lo que conviene saber que existen diversas opciones de métodos anticonceptivos que se adaptan a las condiciones de salud y estilo de vida de cada mujer. Y lo más importante es que estos métodos a base de hormonas, están hechos con hormonas muy similares a las que genera tu propio cuerpo.

Actualmente existe una creciente preocupación por el uso de anticonceptivos hormonales combinados; sin embargo, hay opciones que son viables para aquellas mujeres que no pueden tomar estrógenos pero que les acomoda el tomar un anticonceptivo oral. Esta opción se encuentra en las píldoras de sólo progestina, que son pastillas con dosis muy bajas de una progestina muy similar a la hormona natural que se encuentran en el cuerpo de la mujer y cuya efectividad es por arriba del 97%. Una mujer puede tener restringido el uso de estrógenos por condiciones de salud como hipertensión, migraña, enfermedades cardiovasculares e incluso por hábitos como el tabaquismo y las píldoras de sólo progestina constituyen una opción para ellas.

A diferencia de las píldoras con sólo progestina tradicionales, el efecto anticonceptivo de las de nueva generación se logra principalmente por la inhibición de la ovulación, además del aumento de la viscosidad del moco cervical que dificulta el paso de los espermatozoides. Una vez que se suspende el uso de las píldoras de sólo progestina, el retorno a la fertilidad derivado del regreso al ciclo ovulatorio se da en el siguiente ciclo natural.

Además, como no contienen estrógenos, sí pueden utilizarse durante la lactancia más allá de la sexta semana después del parto. Las píldoras de progestina no afectan ni la consistencia y cantidad de leche materna ni tampoco tienen efectos en el desarrollo y crecimiento de los bebés.

Si fumas y además usas anticonceptivos hormonales combinados aumentas el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, en especial un infarto agudo del miocardio. Sin embargo, los anticonceptivos hormonales orales de sólo progestina, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) pueden utilizarse sin restricción alguna.

Si tienes hipertensión, los anticonceptivos combinados aumentan el riesgo de infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal. Si no está controlada puede causar ceguera, irregularidades del ritmo cardiaco y fallo cardiaco. El riesgo de que se presenten esas complicaciones es mayor si se dan otros factores de riesgo cardiovascular. Las mujeres con hipertensión pueden utilizar anticonceptivos orales hechos a base de sólo progestina, que no contienen estrógeno, disminuyendo el riesgo de presentar complicaciones.

Hasta el momento no se ha demostrado de manera categórica la necesidad de alterar el régimen terapéutico en pacientes con diabetes que utilizan píldoras con sólo progestina. Sin embargo, se deberá tener un seguimiento médico durante los primeros meses de uso.

Las píldoras de sólo progestina están indicadas para aquellas mujeres con cefaleas migrañosas sin aura; en aquellas que las presentan con aura se pueden utilizar pero se deberá seguir un control muy estricto durante los primeros meses de tratamiento. Las píldoras de sólo progestina no tienen los riesgos de un accidente cerebro vascular como podría llegar a ocurrir con los anticonceptivos hormonales combinados.

Las píldoras que sólo contienen progestina son seguras y aptas para las mujeres que presenten venas varicosas, mejor conocidas como várices. Sin embargo, deberán tener un seguimiento constante con su médico.  Y si para las mujeres con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), con SIDA o en terapia antirretroviral pueden utilizar anticonceptivos orales de sólo progestina con tranquilidad. Sin embargo, se recomienda el uso del condón para prevenir la transmisión del VIH.

Cabe recordar que este tipo de anticonceptivos no protegen ante enfermedades de transmisión sexual por lo que es recomendable acompañar su uso del condón, ya sea femenino o masculino.

 

Fuente: Dr. Radamés Rivas

Post a Reply