Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Diabetes

Anticoagulante contra eventos tromboembólicos

trombosisi chUna trombosis venosa ocurre cuando un coágulo de sangre (trombo) se forma en una vena. Con frecuencia se desarrolla en las venas profundas de la pierna o de la pelvis y se conoce como trombosis venosa profunda (TVP). Una embolia surge si el coágulo, o una parte de éste, se desprenden del sitio de formación y se desplaza por el torrente sanguíneo hacia el cerebro; pero si se aloja en el pulmón, se presenta una complicación mortal llamada embolia pulmonar (EP).

La trombosis venosa es un problema de salud pública mundial y representa una de las primeras causas de mortalidad en México. Aunque se desconoce la cifra precisa, se estima que en el país se manifiestan entre 400 mil y 500 mil casos por año[i], mientras que en Europa el número de muertes por trombosis venosa (TVP) y embolia pulmonar (EP) están por encima de las causadas por el SIDA, cáncer de mama, próstata y por accidentes de tráfico en su conjunto.

La TVP y la EP se denominan colectivamente tromboembolia venosa (TEV) y se estima que ocupa el tercer lugar entre los trastornos cardiovasculares más comunes, después de la cardiopatía coronaria y los eventos vasculares cerebrales[ii]. Sin embargo, debido a su prevalencia, morbi-mortalidad y complicaciones crónicas, estos males representan una pesada carga para los sistemas de salud a nivel mundial por sus altos costos de atención. Se estima que los gastos directos anuales en Europa superan los 3,070 millones de euros, mientras que en Estados Unidos se destinan hasta 15,500millones de dólares a su diagnóstico.

La evidencia científica prueba que la presencia de un evento tromboembólico se debe a la suma de factores de riesgo (ser mayor de 40 años, sedentarismo, cirugía ortopédica mayor y trauma vascular, entre otros), aunque también se dan casos sin motivo aparente. Así, el riesgo de sufrir discapacidad y muerte por una TVP o EP y eventos recurrentes en quienes no reciben un tratamiento convencional, ha creado una gran necesidad de desarrollar medicamentos más seguros y eficaces para mejorar su salud y calidad de vida.

Y es que hasta hace poco, la terapia de referencia eran tratamientos conocidos como antagonistas de la vitamina K (warfarina), los cuales interactúan con múltiples alimentos y fármacos que limitan su uso. Al mismo tiempo estos fármacos requieren someter al paciente a exámenes de laboratorio para monitorear los niveles de coagulación y ajustar la dosis, a fin de evitar cuadros hemorrágicos.

Hoy existen nuevas moléculas como dabigatrán, de Boehringer Ingelheim, que ofrecen una anticoagulación efectiva, predecible y consistente, por lo cual no es necesario mantener un monitoreo rutinario de los niveles de coagulación o ajustar la dosis constantemente. Además, registra un bajo nivel de interacción con ciertos alimentos o medicamentos.

Debido a su alto valor terapéutico, Boehringer Ingelheim presentó recientemente a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) una solicitud para el uso de dabigatrán en el tratamiento de TVP y la EP, el cual actúa como un inhibidor directo de la trombina, que es la enzima clave en el proceso de formación de los coágulos.

Esta solicitud se basa en los resultados de los estudios globales RE-COVER, RE-MEDY y RE-SONATE, que forman parte del extenso programa de estudios clínicos RE-VOLUTION, los cuales demostraron la eficacia y seguridad de dabigatrán en el tratamiento de TVP aguda y EP, así como la prevención secundaria de recurrencias. Con ellos, se comprobó que dabigatrán es tan eficaz como la warfarina, con tasas más bajas de cuadros hemorrágicos en estos pacientes.

Cabe mencionar que la experiencia clínica con dabigatrán, el cual ha sido aprobado en más de 100 países para la prevención de embolias por fibrilación auricular y trombosis venosa en personas que se someten a cirugía de reemplazo total de cadera o de rodilla[iii], abarca más de 1.6 millones de años-paciente, lo que lo coloca como el primero de una nueva generación de anticoagulantes orales dirigidos a cubrir una necesidad médica insatisfecha en la prevención y tratamiento de enfermedades tromboembólicas agudas y crónicas.

 

Fuente: Boehringer Ingelheim

 


[ii] Goldhaber SZ. Pulmonary embolism thrombolysis: a clarion call for international collaboration. J Am Coll Cardiol. 1992;19:246-47.

[iii] Pradaxaâ European Summary of Product Characteristics 2013.

Post a Reply