Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Adicción a la comida, igual que otras adicciones

aducción comida chSi bien los niveles de obesidad que existen actualmente en el mundo son preocupantes, aún se desconoce mucho de esta enfermedad, sobre todo en cuanto a sus causas y los factores que influyen en su aparición. En este sentido, una de las hipótesis que empieza a plantearse como causante de la obesidad, es la adicción a la comida.

Está claro que cada vez más personas comen excesivamente. Sin embargo, ¿cómo determinar que ello constituye una conducta adictiva? A diferencia del alcohol, las drogas o el tabaco, la comida es necesaria para vivir. De acuerdo con la Dra. Rebecca Goldin, Directora de Investigación de STATS, reconocida organización que persigue entre sus objetivos corregir la desinformación científica en los medios y en la política pública, “es muy arriesgado equiparar la adicción a las drogas con la adicción a la comida debido a que el alimento es necesario para vivir. El cerebro humano está programado de manera innata para buscar comida y consumirla, lo cual no sucede con el alcohol y las drogas”.

La Dra. Goldin examinó la prueba conocida como la Escala de Adicción a la Comida de Yale que elaboraron Ashley Gearhardt, William Corbin y Kelly Brownell, de la Universidad de Yale. Esta prueba evalúa las relaciones poco sanas del sujeto con la comida con base en los marcadores de adicción del Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DMS) que emite la Asociación Norteamericana de Psiquiatría con la idea de que la gente se comporta hacia la comida de un modo semejante a como lo hace con las drogas.

Las conductas que contempla se parecen mucho a las del cuestionario para alcoholismo:

ü Comer cada vez más o por mayores periodos de tiempo

ü Deseo persistente de disminuir el consumo, sin resultados

ü Síntomas de abstinencia cuando deja de comer

ü Pasar mucho tiempo comiendo o recuperándose de haber comido en exceso

ü Reducción o renuncia a actividades importantes por comer

ü Tolerancia a la comida

ü Continuar comiendo mucho, a pesar de las consecuencias

Si, además de experimentar estrés en su relación con la comida, la persona presenta tres de los síntomas anteriores, al cabo de un año puede, según la prueba de la Universidad de Yale, la persona puede ser diagnosticada como adicta a la comida. No obstante, la Dra. Goldin se opone al uso de esta prueba por considerarla poco exacta. Se pregunta, por ejemplo, que así como el hecho de intentar abandonar el alcohol, sin lograrlo, sin duda sugiere una dependencia a dicha sustancia, ¿podría decirse lo mismo de una persona que intenta hacer dieta y la rompe continuamente? La Dra. Goldin admite que el cuestionario puede ser de utilidad para que muchos identifiquen los obstáculos que les impiden bajar de peso, pero insiste en que el consumo de drogas y el de alimento son dos conductas de naturaleza distinta que no deberían medirse bajo los mismos parámetros.

Fuente:

Rebecca Goldin, Are We All Addicts? Food as the new alcohol. Stats articles, octubre 2013. http://www.stats.org/stories/2012/Are_We_All_Addicts_oct01_13.html

Post a Reply