Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

6 tips para afeitarse sin dañar la piel

afeitarse chLa afeitada regular que realizamos todas las mañanas es rápida y fácil. Sólo hay que tomar un rastrillo y pasarlo por la cara hasta que todo el vello quede eliminado. Sin embargo, una afeitada ideal es la que nos va a ayudar a prevenir problemas, pero requiere un mayor esfuerzo y conocimiento.

La principal complicación por mala técnica de rasurado es la pseudo foliculitis, ocasionada por el crecimiento curvo de los vellos en lugar de crecer derechos a la superficie, produciendo inflamación y promoviendo la colonización de bacterias como el Staphylococcus aureus. Puede afectar hasta el 80% de los adultos en el trascurso de su vida. Es conocida como “vello enterrado” y generalmente inicia con algo de irritación y ardor en el área afectada y posteriormente se manifiesta como “granitos” que pueden ocasionar comezón o hasta dolor.

Estas bacterias penetran en la unidad pilo-sebácea, que corresponde principalmente al cabello y glándula de sebo, produciendo una reacción inflamatoria protectora propia del cuerpo y por lo tanto se produce pus que el organismo rechaza y  saca de manera natural dañando la piel.

Afortunadamente existen tratamientos específicos para resolver la pseudofoliculitis de la barba como la aplicación de antibióticos tópicos o en casos severos antibióticos orales.

La Fundación Mexicana para la Dermatología sugiere dejar de rasurarse por unos días, para poder ayudarle a la piel a que se recupere sola o con ayuda de algún tratamiento sugerido por un especialista.

Otra alternativa eficaz, aparte de usar tratamientos dermatológicos, es la depilación láser. Si decide realizar este procedimiento es importante acudir a algún centro donde exista asesoría por un especialista en dermatología, ya que el vello de la barba es muy grueso y al no utilizar los parámetros adecuados pueden ocurrir quemaduras.

Existen otros padecimientos como las verrugas planas, que son ocasionadas por infección del virus del papiloma humano (VPH) y que en la cara se manifiesta frecuentemente como lesiones milimétricas, aplanadas y que tienen una coloración un poco más obscura que la piel adyacente.

Al rasurarse puede “llevarse” una de estas lesiones y “sembrarla” en el resto de la barba al no usar una técnica adecuada de afeitado y ocasionando micro heridas en la piel.

Otro diagnóstico frecuente, es la dermatitis seborreica en barba. Esto significa tener caspa en la barba, que al igual que en la piel cabelluda, es ocasionada por un hongo superficial que ocasiona descamación, comezón y en ocasiones lesiones parecidas a espinillas las cuales son dolorosas.

Pero no hay que alarmarse con este tipo de lesiones, ya que diagnosticadas correctamente pueden tener muy buena respuesta terapéutica con procedimientos o tratamientos específicos que le indique el especialista en dermatología.

Sugerencias de La Fundación Mexicana para la Dermatología para una afeitada ideal

  1. Tomar una ducha con agua caliente para suavizar el vello y abrir los poros.
  2. Lavar la cara con un dermolimpiador facial recomendado por un dermatólogo, ya que no todos los jabones son los adecuados para la cara. Esto ayuda a suavizar la proteína que se encuentra en el vello haciendo que la afeitada sea más placentera. Al contrario existen jabones que pueden barrer con los aceites suavizantes naturales del vello, haciendo que el vello sea más difícil de cortar dificultando la rasurada. Es importante dejar por lo menos un minuto el dermolimpiador facial en su cara antes de enjugarlo con agua tibia.
  3. Posterior al lavado de la cara, aplicar crema o gel espeso para afeitar con un cepillo especial, esto hace que la crema o gel se envuelva completamente en los vellos ayudando así a que se suavicen de forma más efectiva.y déjarlo reposar por 2 o 3 minutos. Esto realmente suaviza los vellos y a que la rasurada sea exitosa desde la primera pasada.
  4. No estirar la piel durante la afeitada y siempre  rasurar a favor del crecimiento del vello. Enjuague con agua fría.

 

  1. La hoja del rastrillo debe estar bien afilada. Si llega a ver un defecto en la hoja de afeitar, por más mínima que sea, hay deshacerse de ella. Es recomendable cambiar de hoja de afeitar cada semana o máximo cada dos semanas.
  2. Después de afeitarse aplicar una tela fría sobre el rostro durante 5 minutos.

 

No hay nada mejor que la prevención y atenderse a tiempo, no dude en contactar a un dermatólogo, el especialista en piel, cabello y uñas.

Fuente: www.fmd.org.mx

Post a Reply