Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances

45 atletas con diabetes tipo 1 compiten en la Mitja Marató de Granollers

Así se demuestra que las personas con diabetes pueden competir en pruebas de atletismo, aunque deben tener un control más estricto de sus niveles de glucosa en sangre, tanto antes como durante y después de la actividad.

La diabetes no es una limitación en la práctica del ejercicio físico, de hecho su práctica es una de las formas más efectivas para actuar contra la diabetes: previene la diabetes tipo 2 y mejora el control en la diabetes tipo 1. Lejos de ser una limitación o un impedimento, la realización de ejercicio físico es uno de los pilares del tratamiento de la diabetes tipo 1, por este motivo la Fundación para la Diabetes fomenta la práctica de deportes entre las personas con diabetes y organiza la participación de Diatlétic en pruebas deportivas como la Media Maratón de Granollers que tendrá lugar el próximo día 5 de febrero de 2012.

Los 45 participantes de este equipo están coordinados por Jaume Picazos, licenciado en Educación Física, entrenador nacional de Atletismo y patrono de la Fundación para la Diabetes, que se ocupa realizar un plan de entrenamiento previo a la carrera, y coordina la situación de los avituallamientos, así como la necesidad de hidratación y de tener un nivel de glucosa en sangre adecuado de los corredores que participan en el equipo Diatlétic.

La Fundación para la Diabetes aconseja llevar un control más estricto de lo habitual, tanto antes como durante y después de haber corrido la media maratón. Jaume Picazos explica que “Antes de una prueba física como esta, las personas con diabetes deben adoptar un control más estricto, ya que los propios entrenos previos repercuten en que se tengan que bajar las dosis de insulina y a veces aumentar el aporte de hidratos de carbono en las comidas”. Durante la media maratón, se debe evitar siempre la deshidratación, comenzar con un aporte extra de hidratos de carbono y prever avituallamientos con agua e ingesta de azúcares o hidratos de carbono de absorción rápida. “Asimismo –añade Picazos- deben realizarse controles de glucosa en sangre durante la carrera para evitar posibles hipoglucemias”. Tras 24-48 horas después de la maratón, además, pueden presentarse hipoglucemias o bajadas de la glucosa en sangre por la noche, de forma que “hay que seguir controlando la glucosa en sangre de forma estricta, controlando el ajuste de hidratos de carbono y de dosis de insulina”.

Post a Reply