Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Diabetes

29 de octubre Es infarto cerebral una emergencia médica

En el marco del Día Mundial de la Enfermedad Vascular Cerebral, que se conmemora este 29 de octubre, especialistas médicos alertaron sobre la necesidad de prevenir un infarto cerebral (embolia), identificar sus síntomas y actuar a tiempo para salvar una vida.


El Dr. Antonio Arauz Góngora, neurólogo vascular del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, indicó que el envejecimiento de la población y un estilo de vida poco saludable ha hecho que el evento vascular cerebral (EVC) sea el motivo más común de discapacidad en adultos ya que es la 2ª y 3ª causa de discapacidad y ocupe el tercer lugar como causa de muerte en México con cerca de 150 mil decesos por año. Y lamentablemente el 53% de los que sobreviven a este evento tienen una discapacidad parcial o total, además de que la recurrencia de que vuelva a ocurrir es muy alta.

Un infarto cerebral (embolia) se caracteriza por la aparición brusca y sin aviso de alteraciones motoras, cognitivas y del lenguaje, el cual es producido por la interrupción del flujo sanguíneo debido a un coágulo (isquémico) o por la ruptura de un vaso dando lugar a un derrame (hemorrágico). Ambos casos pueden presentarse tanto en hombres como en mujeres y su incidencia es mayor conforme avanza la edad.

Se trata de una urgencia médica donde el paciente debe ser trasladado a una institución hospitalaria dentro de las 3 primeras horas del inicio de signos como desviación de la boca (problemas para sonreír), dificultad para hablar (arrastrar las palabras o balbucear) y pérdida de la movilidad y sensibilidad en un brazo (no poder elevar los brazos), una pierna o la mitad del cuerpo, aumentando así la posibilidad de recibir tratamiento oportuno. La diferencia entre atenderse entre las primera  horas puede revertir los efectos.

Ya en el hospital se le hará una tomografía del cráneo (TAC) y, con algunos datos clínicos adicionales, un profesional de la salud ofrecerá la estrategia terapéutica más adecuada. Sobre todo en infartos isquémicos, ésta puede incluir el uso del trombolítico alteplasa, cuya función esa disolver el coágulo para reanudar el flujo de sangre, comentó el doctor Antonio Arauz.

“Cuando este medicamento es administrado dentro de las 4 horas de inicio de los síntomas, las posibilidades de reducir la discapacidad se elevan considerablemente, de ahí la importancia de que la gente no pierde ni un segundo de tiempo, porque el tiempo es recuperación del cerebro”, agregó el también ex presidente de la Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular Cerebral (AMEVASC).

Sostuvo que la prevalencia de infartos cerebrales va en aumento debido a que 80% de los casos son por obesidad, diabetes, hipertensión arterial, cardiopatías, colesterol y triglicéridos elevados; sin embargo, también existen otros factores de riesgo poco conocidos y diagnosticados como la fibrilación auricular (FA), una arritmia cardiaca frecuente en adultos que afecta a más de un millón de mexicanos.

La FA, explicó por su parte el Dr. Jesús Antonio González-Hermosillo, Subdirector Médico del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, se describe por un latido irregular (lento o rápido) que favorece la acumulación de sangre en las aurículas del corazón formando coágulos capaces de viajar al cerebro, lo que eleva hasta 5 veces el riesgo de sufrir un infarto cerebral más severo, discapacitante y mortal. 

Esta afección aumenta con la edad, por lo que 1 de cada 4 personas mayores de 40 años la desarrollará en algún momento de su vida[i], trayendo consigo una pesada carga económica y social para el paciente y su familia, ya que 60% de quienes sobreviven a una embolia por su causa quedan con parálisis, falta de coordinación motora, pérdida del habla o disminución visual[ii], secuelas neurológicas que los hacen depender de otras personas.

Por eso, ante la sospecha de palpitaciones, fatiga, mareos, desmayos, falta de aire y dolor en el pecho (angina), es vital que los afectados reciban diagnóstico y tratamiento de por vida con anticoagulantes orales como el dabigatrán, que evitan la formación de coágulos y, por ende, el riesgo de infartos cerebrales. 

El también Presidente de la Fundación Mexicana del Corazón sostuvo que los nuevos anticoagulantes orales entre los que destaca dabigatrán han venido a revolucionar la medicina cardiovascular, ya que después de más de 50 años por fin se dispone de un sustituto de la terapia tradicional (warfarina)[iii] que, al ser más cómodo, eficaz y seguro para el paciente, promueve el apego al tratamiento. Ya que los anteriores anticoagulantes como la warfarina o incluso la aspirina tenían un alto riesgo de causar hemorragias intra cerebrales.

Al final los especialistas coincidieron en que los infartos cerebrales se puede prevenir mediante un estilo de vida saludable que incluya ejercicio, dieta equilibrada, evitar fumar y reducir el estrés, de modo que la celebración del Día Mundial de la Enfermedad Vascular Cerebral es un excelente motivo para reflexionar respecto a la importancia de proteger la salud de nuestro corazón y cerebro.

Es importante recalcar la importancia de prevenir y sobre todo de actuar rápido, de 15 millones de personas con EVC, 6 millones no sobreviven. Y cada segundo se registra un caso de EVC. Además de que 1 de cada 6 personas muere por esta causa. Entre 20 y 25% de los infartos cerebrales (embolias) son por Fibrilación Auricular. Y finalmente, que 8 de cada 10 infartos cerebrales pueden prevenirse mediante un estilo de vida saludable.

 

Fuente: Boehringer Ingelheim

 

 


[i] Lloyd-Jones DM, et al. Circulation 2004; 110:1042-6.

[ii] Lin HJ, Wolf PA, Kelly-Hayes M, et al. Stroke severity in atrial fibrillation: theFramingham study. Stroke 1996;27:1760–4

[iii] Connolly SJ. A randomized trial of dabigatran, an oral direct thrombin inhibitor, compared to warfarin in 18,113 patients with atrial fibrillation at high risk of stroke. Oral presentation, ESC Congress 2009, Hot Line I 30 August 2009.

 

Post a Reply