Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

15% de los casos de depresión terminan en suicidio

depresión chLa depresión es una enfermedad que se diagnostica con cierta facilidad, sin embargo el tratamiento no siempre es el adecuado, aseguró el Dr. Francisco López Muñoz, director de la Escuela de Doctorado de la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

El especialista advirtió que la depresión, dentro de los trastornos psiquiátricos, es el segundo grupo donde mayor tasa de suicidio hay, sólo superado por el Trastorno Bipolar, donde hay cuadros maniacos y depresivos. La tasa de suicidio por depresión es del 15%.

Hay varios tipos de depresión, por ejemplo la distimia, muy común cuyos síntomas son leves pero de largos periodos. El principal síntoma es el bajo estado de ánimo y tristeza por tiempo prolongado. La persona puede estar irritable, y suele ser muy difícil de tratar.

Otro tipo es el trastorno por depresión mayor o común (TDM),  que se caracteriza por síntomas de anhedonia o aledonia,  que es la pérdida de interés o placer, dificultad para contraer sueño, humor, cambios de peso, insomnio o hiperinsomnio, agitación o retardo psicomotor, fatiga, desvalorización (se culpan de todo), pérdida de capacidad de concentrarse, conductas indecisas y hasta suicidio.

Este padecimiento ocupa actualmente el primer lugar en el índice de “años perdidos por discapacidad” (APD), y el segundo en el de “Años de vida ajustados en función de la discapacidad” (AVAD) (OMS, 2001).

En México,  el TDM tiene una prevalencia a lo largo de la vida de 3.3%. Ocurre en cerca del 1.5% de la población adulta a lo largo de un año, y las mujeres tienen un riesgo mayor que los hombres en relación 2 a 1.

Realidades  que pueden alertar sobre depresión:

 

Hombres menos comunicativos

Los hombres pueden dejar pasar desapercibida su depresión, por lo que sus seres queridos, e incluso su médico puede que no reconozcan su situación. Eso es porque los hombres son menos propensos que las mujeres a hablar de sus sentimientos – y algunos hombres  no parecen tristes o deprimidos. Es más común que estén irritables, enojados o inquietos. Incluso pueden atacar a otros. Algunos tratan de hacer frente a la depresión a través de la conducta imprudente, beber o drogas.

Cualquier persona puede deprimirse

Poeta o jugador de fútbol, tímido o extrovertido, cualquier persona de cualquier grupo étnico puede desarrollar depresión. La enfermedad es dos veces más común en mujeres que en hombres, pero es más frecuente  que  las mujeres busquen ayuda. A menudo se observa por primera vez en la adolescencia o en la década de los 20s, pero un episodio puede aparecer a cualquier edad. Experiencias personales difíciles pueden desencadenar la depresión, o puede desarrollarse a partir de la nada.

La depresión puede incrementarse lentamente

La depresión puede incrementarse  poco a poco, lo que hace que sea más difícil de identificar que una enfermedad repentina. Un mal día se convierte en una rutina y se comienza a dejar el trabajo, la escuela o eventos sociales. Un tipo de depresión, llamado distimia, puede durar por años como una enfermedad crónica de bajo nivel – un mal que mina silenciosamente una  carrera y las relaciones. O incluso puede llegar a ser una condición de discapacidad severa. Con tratamiento, muchos sienten un alivio sustancial de entre  4 a 6 semanas.

Tener una Historia Familiar  depresiva no necesariamente  es una causa para padecer depresión
Si la depresión aparece en el árbol familiar, usted puede tener un riesgo elevado en sí mismo. Pero eso no significa que  desarrolle el trastorno. Las personas con antecedentes familiares pueden ver  los primeros síntomas de la depresión y tomar medidas preventivas rápidamente como reducir el estrés, hacer más ejercicio, asesoría u otro tratamiento profesional.

La depresión se confunde con Demencia

En los adultos mayores, la depresión puede ser la causa de los problemas de memoria, confusión y, en algunos casos, delirio. Los médicos y los cuidadores pueden confundir estos síntomas con signos de demencia, o un declive relacionado con la edad en la memoria. Recibir tratamiento mejora los síntomas para la mayoría de las personas mayores con depresión. La psicoterapia es particularmente útil para personas que no pueden o no quieren tomar medicamentos.

El ejercicio es una buena medicina

Muy buenos estudios  demuestran que el ejercicio regular, de intensidad moderada puede mejorar los síntomas de depresión leve a moderada. Hacer ejercicio con un grupo o un buen amigo añade apoyo social, otro estimulante del humor.

No siempre es depresión

Algunos acontecimientos de la vida causan tristeza o decepción, pero no llegan a ser depresión clínica. El duelo es normal después de una muerte, del divorcio, la pérdida del trabajo, o el diagnóstico de un problema de salud grave.

La esperanza de días mejores es real

En las profundidades de la depresión, la gente puede pensar que no hay esperanza de una vida mejor. Esta desesperación es parte de la enfermedad, no una realidad. Con tratamiento, el pensamiento positivo reemplaza gradualmente los pensamientos negativos. Sueño y el apetito mejoran a menudo como los ascensores del estado de ánimo deprimido. Y las personas que han visto a un consejero de la psicoterapia pueden ser equipadas con las mejores estrategias para hacer frente a las tensiones de la vida que pueden ayudarle a mejorar.

Post a Reply