Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

11 consejos para cuidar tu figura y lucirla este verano

figura chSabemos que las vacaciones siempre son pretextos para dar un giro al ritmo de vida que normalmente llevamos, pero cuando éstos pueden afectar tu salud actual y tu estado de ánimo, lo más conveniente es entrar en conciencia y de ser posible, no liberarte de los hábitos saludables que has llevado, más si se está en un régimen alimenticio o dieta. 

De acuerdo a la experiencia de Liliana Zacarías, Responsable de Nutrición de PronoKal México, tratando a pacientes con sobrepeso y obesidad, que llevan a cabo el Método PronoKal, nos propone algunos consejos para mantener una figura saludable, aun cuando las vacaciones hayan terminado:

1.- Entrar en conciencia:

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las vacaciones no deben ser pretexto para disfrutar los días sin horarios de comida, o con una alimentación poco nutritiva y que recae más en el típico antojo, y sin ejercicio, porque es “descanso”. Ninguno de estos pensamientos debe liderar nuestros deseos.

2.- Monitorizar el peso

Debemos conocer nuestro peso antes de iniciar las vacaciones y monitorizarlo con cierta regularidad, puede ser una vez por semana o todos los días a la misma hora, pero siempre en la misma balanza y con la misma ropa. Esto nos ayudará a tener un margen de seguridad sobre el peso que tenemos.

3.- No se salte ninguna comida

Comer con regularidad sin saltar ninguna comida, nos brindará la energía necesaria para disfrutar de las vacaciones, además de reducir la posibilidad de tener hambre durante el día, controlar el consumo de alimentos y la porción de cada comida. Esto ayudará a mantener activo nuestro metabolismo, evitando que el organismo comience a crear una reserva y acumule en forma de grasa.

4.- Desayuno

Recuerde que el desayuno es una de las comidas más importantes, ya que nos ayuda a regular el hambre durante todo el día, con el fin de que en los siguientes tiempos tengamos menos y no existan los excesos  o bien, las clásicas botanas entre comidas. Conviene empezar el día con frutas frescas, yogures light y cereales sin azúcar, pan integral, queso blanco y huevo.

5.- Elegir bien los hidratos de carbono

Son la principal fuente de energía en una alimentación equilibrada. Sin embargo, no todos son iguales y de su elección dependerá que se favorezca o no, al depósito de grasa en su organismo. Hay que preferir: frutas frescas y secas, cereales integrales y legumbres. Evitar los azúcares simples como miel, mermelada, dulces, gaseosas, jugos, alcohol, golosinas y chocolates, ya que estos resultan menos convenientes.

6.- Tener un Plan B

Tenga a la mano alimentos frescos y saludables, como: fruta, barritas de cereal, frutas secas, yogur descremado, queso light, etc.

7.- Pequeñas acciones

Consuma alimentos sólo de su plato, no vea televisión mientras come, use platos pequeños, consuma ensaladas como entrada, evitar alimentos fritos, coma en forma lenta y mastique bien.

8.- Alerta en los restaurantes

Observar con detenimiento el menú, elegir posibilidades que se adecuan a su objetivo, como carnes a la parrilla, pastas, ensaladas de verduras variadas (pídalas sin aderezar), algún helado light o ensalada de frutas.

9.- Evitar el famoso buffet

La comida tipo buffet es uno de los mayores riesgos. En ese caso evite problemas, coma siempre ensaladas antes del plato principal. Y piense que no porque está incluido en el precio, hay que comerlo todo. Disfrute la comida, pero también aproveche otras actividades.

10.- Mantenerse activo

Caminar, bailar, andar en bicicleta, correr, participar en deportes al aire libre y nadar, pueden ser alternativas que le permitan complementar su cuidado en las comidas. No sólo le servirá para aumentar su energía y sensación de bienestar, sino que estará favoreciendo una mayor actividad metabólica.

11.- Beber mucha agua

Tener a la mano durante todo el día botellas de agua, que lo ayudarán a sentir mayor saciedad.

Con lo anterior, no estamos sugiriendo que las vacaciones sean estrictas y puedan ser aburridas, al contrario, el ser conscientes en el cuidado de nuestra salud nos dará más energía, motivación y porque no, mucha satisfacción y reconocimiento personal.

Recordemos que las vacaciones son un momento para compartir diferentes vivencias, que no sólo deben quedar en la relación que tenemos con los alimentos, va más allá de la nutrición, pues es uno de los motores principales para desarrollar diferentes actividades, sentirnos bien y hasta evitar enfermedades, como el sobrepeso y la obesidad. De igual forma, es muy importante que cualquier persona que quiera llevar un control de su peso, acuda con un médico para su manejo, concluyó Liliana Zacarías, Responsable de Nutrición de PronoKal México.

Por Liliana Zacarías, Responsable de Nutrición de PronoKal México

 

Post a Reply